El palacio bizantino de Tekfur es la única estructura que ha sobrevivido en el Palacio Blakernai, que se utilizó, principalmente, entre los siglos XI y XV. El municipio de Estambul lo restauró para convertirlo en museo. Durante el Imperio otomano, el palacio fue un centro en el que se desarrollaron la cerámica, la cristalería y los azulejos. En el museo se exponen artículos que se enviaron a todo el mundo y, al mismo tiempo, se brinda información sobre la historia de Bizancio y Otomano. Esto incluye cristalería, cerámica y obras de arte de la era otomana, así como réplicas importantes.

The idea was to really bring the history of the palace to life.

Tekfur Sarayı Müze Projesi
Digital Services
De hecho, el antiguo palacio fue una vez un pabellón de un complejo mucho mayor que ya ha desaparecido. A lo largo de los años, se había utilizado para diversos fines, como residencia real y, después de la conquista de Constantinopla, como una fábrica estable de soplado de botellas y como taller de cerámica. Es por esta conexión histórica que las autoridades consideraron que era la opción correcta para un museo de azulejos, cerámica y cristalería.

La historia cobra vida

El desafío de todo comisario de museo es poder presentar sus colecciones de una manera que tenga sentido para los visitantes. En este caso, tuvieron que abordar la historia de los azulejos y la cerámica, así como el rico trasfondo histórico de Bizancio, Constantinopla y, más tarde, Estambul.
Esto implica presentar gran cantidad de objetos y ubicarlos en un contexto histórico.

“El tiempo cambia las cosas de manera inevitable. Por lo tanto, es importante mostrarles a las personas cómo eran antes”, explica Tekfur Sarayı Müze Projesi, Servicios digitales. “Con la tecnología LCD de Barco y los proyectores Barco, podemos hacerlo de una manera espectacular.” 

Una enorme pantalla mural de vídeo de 3 x 4 KVD y una pantalla Barco UniSee de 3 x 2 dan vida a diferentes imágenes de la historia de Bizancio y brindan información a los visitantes sobre la vida cotidiana de la época. En la planta superior, una proyección muestra versos del Corán en la pared del edificio. Se utilizaron animaciones en 2D y 3D para enriquecer la experiencia de los visitantes en la comprensión de toda la información. 

Las pantallas murales de vídeo KVD son perfectas para el museo, ya que ofrecen imágenes de alta calidad sin necesidad de utilizar ventiladores. De este modo, se evita que el ruido que produce un ventilador distraiga a los visitantes.
La pantalla mural LCD Barco UniSee es una tecnología de nivel superior segura que permite sorprender a los visitantes con una verdadera experiencia de visualización sin marco y con colores vivos.
“Lo que es interesante es que un museo pueda recurrir a Barco a la hora de obtener una amplia variedad de soluciones para las diferentes aplicaciones que necesita”, comentó Tekfur Sarayı Müze Projesi, Servicios digitales.

Puntos destacados:

  • Imágenes de excelente calidad
  • Experiencia comprobada en entornos de museos
  • Tecnología NoGap de UniSee
  • Fácil diagnóstico y servicio (UniSee)
  • Larga vida útil

The quality and reliability of the projectors and displays are important.

Tekfur Sarayı Müze Projesi
Digital Services