Pantallas murales de vídeo

Las soluciones de pantalla mural de vídeo de Barco son las de mejor calidad de toda la oferta disponible actualmente en el mercado. En nuestra gama siempre encontrará la solución perfecta para su aplicación con tecnologías (LCD, retroproyección LED y retroproyección láser RGB), tamaños y resoluciones diferentes. Nuestro software específico y una completa oferta de servicios profesionales le garantizan obtener el máximo partido de su pantalla mural de vídeo.

 

Pantallas murales de vídeo LCD

Pantallas LCD con marco estrecho o sin marco para aplicaciones de pantallas murales en mosaico.

Pantallas murales
LCD

Pantallas murales de vídeo LED

Pantallas LED de visión directa para interiores de alta resolución que proporcionan un impacto máximo.

Pantallas murales de video Direct-view LED

Cubos de retroproyección

Los mejores RPC de su clase para aplicaciones críticas.

Cubos de
retroproyección

Controladores de video wall

Portafolio de controladores de pantallas murales

Controladores en red para distribuir y reproducir cualquier origen en cualquier pantalla.

Pantalla mural,
controladores

¿Qué es un vídeo wall?

Un vídeo wall (también conocido como mosaico de pantallas o pantalla mural de vídeo) es una gran superficie de visualización compuesta por varias pantallas. En un principio, estaba compuesta por varios televisores o monitores que se colocaban juntos entre sí. El objetivo era que pareciera una sola pantalla de gran superficie. Pero presentaban el problema del marco ancho (o bisel) que rodeaba a la superficie útil de la pantalla de cada televisor. Esto rompía por completo el efecto de una superficie única y estropeaba el rendimiento visual. Por eso se introdujeron tecnologías para reducir al máximo el “espacio de píxeles muerto” entre las distintas pantallas. En la actualidad, las soluciones de vídeo wall suelen utilizar paneles LCD en mosaico, cubos de retroproyección o paneles de LED directo.

Estas pantallas murales están disponibles en varios tamaños, normalmente con un diámetro de pantalla entre 46 y 80 pulgadas. La elección del ancho de pantalla dependerá del contenido que se vaya a visualizar y de la distancia de visualización. Si son para una distancia corta, la densidad de píxeles debe ser lo suficientemente alta como para que no se vean los píxeles individuales. La resolución está sujeta al tamaño de la pared. Por ejemplo, una pantalla mural 4K requiere 4 pantallas Full HD en una configuración de 2 x 2.

Entre las aplicaciones típicas de los vídeo walls se encuentran las salas de control, las salas de reuniones, los anuncios digitales y otros entornos exigentes.

Aunque estas distintas tecnologías tienen cualidades muy distintas para responder a las necesidades concretas de los usuarios, todas tienen aspectos comunes. Todas ellas:

  • Necesitan un controlador de vídeo wall para llevar el contenido a las pantallas
  • Son muy flexibles en cuanto a tamaño (según la cantidad de pantallas individuales)
  • Necesitan un mecanismo de calibración para garantizar que todos los paneles individuales reproduzcan los mismos niveles de brillo y color. La tecnología de calibración automática de Barco se encarga de hacerlo en tiempo real y calibra tanto las pantallas individuales como el vídeo wall completo.
  • Requieren una división mínima entre paneles (o un marco ultraestrecho) para contrarrestar el “efecto de pixelado”.

Pantallas murales de vídeo LCD

Un vídeo wall está compuesto por varias pantallas LCD diseñadas específicamente para este sistema. A diferencia de los paneles que se utilizan en platós televisivos, estos paneles LCD tienen un marco muy estrecho. De esta forma se reduce al mínimo la división entre paneles, para lograr que parezca una única superficie grande. Con los años, se ha logrado que esta división sea cada vez menor. En la actualidad, Barco UniSee ofrece la división entre paneles más pequeña del mercado.

Las pantallas murales LCD están diseñadas para un uso intensivo y a largo plazo, a menudo se reproducen en modo continuo 24/7, lo que significa que rara vez se apagan. Se emplean técnicas específicas para evitar efectos de quemado, con el fin de que funcionen a la perfección durante muchos años.

Entre las ventajas tradicionales de las soluciones de vídeo wall LCD se encuentran el alto brillo, una buena calidad de imagen y un coste relativamente bajo. También es un aspecto positivo el poco espacio que ocupan. Entre sus desventajas se encuentra el riesgo de quemado y una menor vida útil. Sin embargo, en los modelos más recientes se han logrado reducir estas limitaciones.

Los mercados típicos de estos vídeo wall LCD son los de salas de reuniones y de crisis, vestíbulos y centros de experiencias. También se encuentran en salas de control de tráfico y centros de seguridad.

pantalla mural de vídeo led utilizada en salas de control

Pantallas murales de vídeo LED

La tecnología Direct View LED se utiliza para crear las pantallas murales de vídeo más impresionantes. Son muy brillantes y, a menudo, no solo se utilizan para informar o colaborar, sino también para sorprender al público. Por ejemplo, los vídeo walls LED se usan en instalaciones publicitarias y comerciales, durante espectáculos y actuaciones en directo. Debido a las recientes caídas de precios de pantallas murales de vídeo LED, se han vuelto asequibles para la mayoría de las corporaciones a la hora de utilizarlas en salas de control o grandes salas corporativas. Los mosaicos de la pantalla LED están compuestos por muchos LED de colores individuales. La distancia entre píxeles puede ser muy grande cuando se visualizan desde muy lejos (por ejemplo, para actuaciones en directo) o muy pequeña. (para salas de control o salas grandes).

El elevado brillo, la ausencia de divisiones entre paneles y los colores impresionantes son las principales ventajas de la tecnología Direct View LED. También pueden ser importantes en algunas instalaciones las limitaciones de profundidad y el peso.

Pantallas de proyección trasera

Al usar proyección en lugar de tecnología LCD o Direct-view LED, las pantallas murales de vídeo de retroproyección se emplean en aplicaciones diferentes. También se usan principalmente en salas de control con un funcionamiento ininterrumpido (24/7). Los proveedores de suministros públicos, por ejemplo, suelen emplear tecnología de retroproyección para supervisar el estado de la red de suministros.

Un vídeo wall de retroproyección está compuesto por varios cubos, que incluyen un proyector y una pantalla. Estos proyectores se colocan mirando hacia arriba. La imagen se refleja a través de un espejo colocado en un ángulo de 45°, que proyecta la imagen sobre la pantalla de proyección. De este modo, la profundidad necesaria se reduce considerablemente. Por ejemplo, la serie OverView ODLF de Barco solo necesita una profundidad de 60 cm/23,6". El mantenimiento de esta avanzada tecnología de vídeo wall se puede realizar desde la parte frontal, por lo que no es necesario disponer de espacio trasero para el mantenimiento.

Entre las ventajas de esta tecnología se encuentran una vida útil muy larga, la ausencia de efectos de quemado y la estrecha división entre los cubos.

Factores que determinan el precio de pantalla mural

El coste es un factor importante para la selección de su solución de pantalla mural. Se deben tener en cuenta muchos factores al calcular el coste de su pantalla mural. Estos son los principales:

  • Tecnología: hay 3 tecnologías principales de pantalla mural (descritas anteriormente), todas con sus beneficios específicos Y su precio. Hasta ahora, la pantalla LCD de marco ultraestrecho es la opción más económica, seguida de los cubos de retroproyección y las pantallas LED de visión directa. En los últimos años, el recorte de precios en las pantallas murales de vídeo LED y paso estrecho de píxeles ha puesto esta tecnología al alcance de todas las corporaciones, por lo que los nuevos mercados (incluidas las salas de control, las recepciones corporativas, los estudios de televisión, etc.) también pueden beneficiarse del LED.
  • Tamaño: lo bueno de las pantallas murales de video es que son modulares, por lo que realmente se adaptan al tamaño y la relación de aspecto que desea. Pero no debería sorprender que las pantallas murales de vídeo grandes cuesten más que las pequeñas. No solo el precio de las pantallas murales de vídeo aumenta los costes: las pantallas murales de vídeo grandes también necesitan más controladores de conducción y potencia de procesamiento para manejar la alta resolución. Este es un coste adicional significativo que no debe pasarse por alto.
  • Soporte técnico: cuanto más grande, más pesado será el sistema de pantalla mural. Esto plantea requisitos adicionales sobre la infraestructura de soporte. La carga más pesada para los paneles de retroproyección está en el suelo, lo que rara vez es un problema. Por otro lado, en el caso de las pantallas murales LED y los paneles murales de vídeo LCD, la que recibe toda la carga es la pared de soporte. Es posible que necesite algún soporte adicional para manejar la presión.
  • Coste total de propiedad (TCO): la inversión inicial es, por supuesto, el coste más visible, pero no olvide calcular también los costes operativos. Esto incluye el coste de la electricidad y los consumibles (como ventiladores de refrigeración y ruedas de color). Las pantallas murales de vídeo de Barco están diseñadas para ser lo más rentables posible, con la menor cantidad posible de piezas móviles (que son susceptibles de desgaste).
  • Costes de servicio y reparación: incluso las pantallas murales de vídeo de alta calidad pueden tener problemas poco probables. Esto puede ser leve o grave, pero en cualquier caso siempre tiene un coste. Para el departamento financiero, la previsibilidad de los costes es muy importante. Es por eso que Barco ofrece una serie de paquetes de servicios, lo que garantiza un tiempo de inactividad mínimo a un coste fijo.
Comparar productos